Seguidores

TU BÚSQUEDA

Búsqueda personalizada

domingo, 27 de febrero de 2011

LAS MOURAS: LAS HADAS DE GALICIA

Estos seres fantásticos femeninos moran en pequeñas lagunas, ríos, castros, pozos, cuevas o minas ... pero casi siempre bajo tierra. Suelen ser denominadas como "encantadas" cuando adoptan la forma de serpiente (llamadas "serpes y cóbregas" en Galicia ) o "mouras" cuando se vinculan a un castro, mámoa o monumento prehistórico, saliendo por las noches a peinar sus cabellos.


Por lo general en Galicia designan con el nombre de Mouras a unas encantadoras mujeres muy bellas, qye guardan fabulosos tesoros y riquezas, de las cuales solo disfrutan ellas y ocasionalmente algunos humanos si aciertan a desencantarlas o a cumplir ciertos requisitos.

El carácter de hadas que tienen estos personajes femeninos es indiscutible. El color del pelo varía de unas leyendas a otras: en el castro de Santiago de Tortoreos (Las Nieves - Pontevedra), la moura sale a peinar su blanco pelo. En cambio, en el castro de Illón (Saviñao - Pontevedra), son descritas como esposas de mouros, siendo sus cabello largos y negros. Sin embargo, lo más normal es que cuando se hace referencia a su cabello éste sea de color dorado o de oro. Lo que no suele variar es la obsesión de estas mujeres por peinarse su larga cabellera una y otra vez.En alguna ocasión solicitan el favor de pequeñas niñas para que las peinen a cambio de algún regalo.


Como encantadas que son, sus apariciones suelen tener lugar en el dia de San Juan, ya sea al amanecer o la noche anterior. La imagen clásica es mostrándose peinando sus cabello, generalmente a orillas de un castro, una fuente o un rio, con un peine de plata o de oro.

Las hadas gallegas se encuadran mejor en el mundo o familia de las hadas encantadas que en cualquier otra familia. Es decir, nos estamos refiriendo a una nueva variante de los denominados "encantos" en general, que los gallegos prefieren designar con numerosos vocablos como "mouras", "donas", "madamas", etc..


Tienen algunas diferencias significativas respecto a las hadas de otras regiones: el hecho de que las Mouras salgan con bastante frecuencia a tomar el sol en vez de preferir el cobijo de la noche, o que los objetos que portan sean beneficiosos. Se cuenta que si se dejan ver con cántaros de agua y luego desaparecen dejándolos en el suelo, la persona que se los lleve a su casa puede dar de beber con esa agua a algún animal enfermo con la seguridad de que sanará


A pesar de lo dicho hasta el momento, lo normal es que la Moura, de no presentarse ante el humano en su bella forma habitual, lo haga en la de serpiente. Es un hecho probado, a la par de simbólico, que en Galicia a las mouras se las asocia con las serpientes y con la noche de San Juan. En determinadas fechas, y sobre todo en esa mágica noche, salen a la superficie del agua y se colocan a un lado de la fuente, cueva o castro que les sirve de morada, lavándose y peinando sus cabellos con peines de oro.

Su hermosura es tal que cualquier mortal de sexo masculino que pase por allí se prenda de ellas sin remedio. Pero este amor suele ser imposible, pues cuando los más osados que se acercan a ellas, éstas desaparecen o se convierten en enormes serpientes. a veces logran entablar conversación sin que la mujer pueda abandonar la fuente o cueva a la que está unida por un encantamiento. Para que sus relaciones amorosas fructifiquen ( o simplemente para que se rompa el encanto), es preciso que el hombre desencante a la Moura siguiendo un ritual o protocolo que según sea el caso ella misma se lo explicará.


extraido de orbita.starmedia.com

ESTOY EN TODO COLECCIÓN

ESTOY EN TODO COLECCIÓN
MIRA LAS OFERTAS

Mi lista de blogs

DUNALUNA EN GOOGLE +.... diferente Y SORPRENDENTE